Cómo cuidar la piel después de una cirugía de rejuvenecimiento facial

La cirugía de rejuvenecimiento facial es una intervención bastante variada porque va desde la recuperación de un área específica, como los párpados, hasta una cirugía de la frente, las mejillas y el cuello. Se trata de recuperar la firmeza de la piel y sanar los problemas de manchas en el rostro. Y resolver el tema de las arrugas.

Algunas personas prefieren que les realicen las 4 cirugías al mismo tiempo, hay otras que se inclinan solo por un procedimiento a la vez. Sin embargo, esa decisión también depende del médico cirujano y de lo que necesite el paciente.

La hidratación, por su parte, es un aspecto fundamental para el cuidado de la piel. Tomar diariamente entre 5 y 8 vasos de agua ayuda a que nuestras células sean más eficientes en los procesos biológicos, en este caso, en la cicatrización.

Protegerse del sol es algo que debemos hacer con o sin cirugía. El uso de protector solar es la clave para que nuestra piel no se envejezca apresuradamente y además previene el cáncer de piel. No solo los rayos ultravioletas afectan nuestra cutis, también lo hacen la luz que emiten los computadores, el celular y el televisor. Aplicarse bloqueador tres veces al día es lo ideal, sobre todo en el postoperatorio de una cirugía de rejuvenecimiento facial.

De igual manera, evitar el alcohol y el cigarrillo el primer mes después de la cirugía es una importante recomendación. El cigarrillo es una de las causas de envejecimiento prematuro, además interfiere en la cicatrización adecuada.

El médico cirujano Alejandro Chiappe recomienda abandonar por completo el tabaquismo. No obstante, ofrece una alternativa para los fumadores imparables que desean realizarse este tipo de intervención para rejuvenecer. Es un tratamiento con oxigenación hiperbárica, que consiste en entrar a una cámara que proporciona oxígeno medicinal para estimular las células que producen colágeno, sustancia que forma fibras más resistentes y flexibles en la piel.

La limpieza facial nocturna con tónicos o limpiadores faciales elimina impurezas adquiridas en el transcurso del día, y estos, acompañados de un buen hidratante para el rostro, serán la fórmula perfecta para mantener tu rostro limpio. Los pañitos de ácido salicílico son otra alternativa para barrer las impurezas.

Por último, consumir alimentos antioxidantes, como el açaí, los langostinos y la uva —o su extracto, llamado resveratrol—, ayudará tanto a eliminar toxinas como al rejuvenecimiento.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *