Cervicoplastia

CIRUGIA

¿Cuándo y a quién realizar la cirugía?

Esta cirugía está indicada en pacientes que presenten exceso de piel y/o protrusión de grasa en la región cervical o en el área submentoniana (papada). En algunos casos se producen unas bandas que alteran significativamente la estética del cuello.

Recomendaciones

Deben suspenderse aquellos medicamentos que alteren la coagulación como la vitamina E, la aspirina y sus derivados, etc. Asimismo, debe guardarse ayuno según el tipo de anestesia que se programe. Luego, se realiza un planeamiento del tipo de procedimiento según las necesidades de cada paciente y se toman fotografías para comparar el antes y el después. 

En la cita prequirúrgica se despejan las posibles inquietudes del paciente y se ordenan los exámenes necesarios para cada caso en particular. Es imprescindible que el paciente firme el consentimiento informado previa explicación de los riesgos inherentes al procedimiento..

El tipo de anestesia depende, por un lado, de la preferencia del paciente; y por otro, de lo que sea más indicado en cada caso. Puede realizarse anestesia local (se duerme solo el área a tratar), anestesia general (se duerme completamente al paciente), o local controlada (local con sedación). Para realizar la anestesia general y la local controlada, se requiere la participación de un médico anestesiólogo.

Esta cirugía puede realizarse en conjunto o en forma aislada. Cuando se realiza en forma aislada,  puede hacerse una liposucción del área submentoniana, si el problema es solamente depósito graso. Si hay exceso de piel, debe realizarse la resección de dicho exceso. Para tratar las bandas musculares, puede afrontarse hacia la línea media o tratarlas mediante la inyección de toxina botulínica. En los casos en que se realice en conjunto con la ritidoplastia, la resección cutánea y la suspensión se realizan desde la incisión preauricular previamente descrita.

La recuperación depende de muchos factores, como la edad, raza, el tipo de procedimiento y los hábitos (fumar empeora la cicatrización). Asimismo, enfermedades de base como la diabetes, hipertensión arterial, etc., pueden alterar el tiempo de recuperación. En términos generales a los catorce días desaparecen los hematomas (morados). La inflamación poco a poco irá reduciéndose, y el resultado final se obtendrá entre uno y tres meses.

Los cuidados posoperatorios consisten en dormir en posición semisentada, evitar esfuerzos—sobre todo cuando se realizan maniobras de valsalva— y aplicar hielo local alternado con calor. Se prescribirán medicamentos antiinflamatorios, el uso de ungüentos que provean lubricación y protección antibiótica, y antibióticos, si es el caso.Los cuidados posoperatorios consisten en dormir en posición semisentada, consoporte en la parte superior de los muslos y en la región lumbosacra. Así,podrá permanecerse boca arriba. Evitar esfuerzos —sobre todo cuando se realizan maniobras de valsalva— y aplicar hielo local alternado con calor. Se prescribirán medicamentos antiinflamatorios, el uso de ungüentos que provean lubricación y protección antibiótica, y antibióticos, si es el caso.

Consulta tu caso:

Clínicas